Austeridad para todos, menos para mí

Aranjuez ya tiene Presupuestos Municipales para el año en curso, aunque más que presupuestos son ya supuestos, dadas las fechas en las que se aprueban. Y es porque se aprueban con la mitad del ejercicio ejecutado, las cuentas deberían ser las más ajustadas a la realidad. Sin embargo, María José Martínez presenta los presupuestos más incoherentes de la historia de Aranjuez.

El Presupuesto incumple el Plan de Ajuste aprobado hace unos meses, y lo hace en 3,4 millones de euros. Además, infla los ingresos hasta límites insospechados. Ahí está el ejemplo del IBI, por el que el Ayuntamiento ha ingresado ya 12,6 millones de euros y que el Gobierno Municipal presupuesta en 13,2. Y lo que infla en los ingresos lo recorta en los gastos, haciéndose trampas al solitario.

La Alcaldesa predica prudencia, rigor y realismo, a la vez que arremete contra el gobierno socialista con una rabia impropia de su cargo, repitiendo el soniquete machacón de la deuda: 175 millones de deuda, 175 millones… pero nunca explica de dónde surgió tal cifra, que no avala ningún informe.

Y predica austeridad para todos… ¡menos para mí! La alcaldesa, con un gobierno ineficiente, cuyo coste es mayor que el beneficio que reporta a los ribereños – porque el sueldo de algunos de sus concejales es mayor que el dinero que gestionan en actividades en sus delegaciones – ha recortado en todo. Su objetivo político es el ataque a los débiles: a la exclusión social, bajando la partida del Albergue un 85%, eliminando la Cooperación al Desarrollo, recortando programas de Salud un 57%, los convenios de Inmigración un 70%, las actividades de Juventud un 69%, la promoción deportiva un 63%, o el programa de gratuidad de libros de texto un 44%. Y lo más grave, recorta en políticas activas de empleo, siguiendo el ejemplo de su jefa de filas Esperanza Aguirre.

Señora Martínez, ¿ha salido a la calle? ¿Oye lo que dice la gente? Que están hartos de que recorten siempre a los mismos. Era el momento de un presupuesto austero de verdad, para haber volcado todos los recursos en la generación de empleo. De hacer de nuestro ocio, de la cultura, el patrimonio o el deporte una oportunidad de crear puestos de trabajo, de mover esta ciudad para que no se quede atrás a la salida de la crisis. Era el momento de un presupuesto para ayudar a los que menos recursos tienen. El PP no cree en lo público, pero hay miles de personas que necesitan la ayuda de la administración para salir adelante, y no son precisamente los banqueros. Solo hay que salir a la calle y ver lo que está pasando.

Los ribereños necesitan una alcaldesa que pelee por ellos, no que les hable de recortes ni de falsa austeridad. Una alcaldesa que no les mienta y les defienda ante los recortes de la Comunidad de Madrid en servicios esenciales. Sin embargo, la alcaldesa se ha decantado por ser la delegada de Esperanza Aguirre en Aranjuez. María José Martínez ya ha decidido que sus ambiciones políticas de futuro están, lamentablemente, muy por encima de los intereses de los ribereños.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s